Albert Einstein, un eclipse y la teoría de la relatividad

0
91

Un extraño funcionario que trabajaba en una oficina, tenia un cajón secreto que les decía a sus compañeros de trabajo era » su propio departamento de Física Teórica». Aquel tipo en ese cajón guardaba las teorías que cambiarían para siempre la concepción del tiempo, la luz y del espacio. Un tal Albert Einstein en 1905 revolucionó todo pero la guinda de la torta, sería coronada por un eclipse.

De ser aceptada por la comunidad científica, la teoría de Einstein iba a reemplazar la teoría de la gravedad de Newton.

Desde 1687, esa ley de la gravitación universal había explicado todo, desde movimiento de lo que estaba sobre la Tierra hasta el movimiento celestial de los astros. Durante más de dos siglos había pasado prácticamente todas las pruebas que le pusieron por delante.

En contraste, la nueva teoría tenía un problema que, aunque genial, era difícil de resolver. Finalmente un eclipse total de sol sería la confirmación del paso mas importante para la física moderna.

Einstein llegó a la teoría de la relatividad general razonando, deduciendo y experimentando hipotéticamente. Todo había sido un extraordinario producto de su mente, no tenía una base experimental física. Nada era empíricamente comprobable sino hasta que la luna se pusiese en la trayectoria del sol y lo tapara completamente.

EL ECLIPSE TOTAL DE SOL, SU IMPORTANCIA CIENTÍFICA

La teoría de Einstein incluía una predicción teórica que podía ponerse a prueba durante un eclipse total del Sol. A diferencia de la newtoniana, su hipótesis era que los rayos luminosos que pasaban cerca del Sol debían desviarse ligeramente del astro rey debido al campo gravitatorio del mismo cuerpo celeste.

Para Einstein, la equivalencia entre aceleración y gravedad se extendía a los fenómenos electromagnéticos y la luz es una onda electromagnética. En la teoría de Newton, la luz no tiene masa, en la de Einstein, eso debía comprobarse con un hecho, y eso lo permitió la observación del sol con el mayor filtro posible, la luna.

Si Einstein estaba en lo cierto, cuando un observador en la Tierra viera estas estrellas durante un eclipse, sus posiciones parecerían ser desplazadas por un trecho progresivamente mayor cuanto más cerca éstas estuvieran del Sol.

Después de que Einstein expusiera su teoría general de la Relatividad en 1915, hubo un eclipse en 1916, pero la Primera Guerra Mundial interfirió; la siguiente oportunidad fue en 1918, pero las nubes frustraron ese intento.

El 29 de mayo de 1919, un astrónomo británico llamado Arthur Stanley Eddington, que había viajado a la isla Príncipe en la costa oriental de África con el objetivo de fotografiar la luz de las estrellas durante un eclipse y ver si la teoría de Einstein era correcta, lo logró.

En noviembre del mismo año los expertos anunciaron que «no hay duda de que confirman la predicción de Einstein. Se ha obtenido un resultado muy definitivo de que la luz se desvía de acuerdo con la ley de gravitación de Einstein».

LA IMPORTANCIA DE UN ECLIPSE PARA LA CIENCIA

Mas que un simple «espectáculo» astronómico que no durará mas allá de pocos minutos, un eclipse total es la oportunidad única de observar al astro que permite de alguna u otra manera la vida en la tierra tal como la conocemos.

Cientos de científicos tendrán la posibilidad de estar en la región de Coquimbo para observar el fenómeno, considerando además que nuestros cielos son uno de los mas privilegiados a nivel mundial para la observación astronómica, debido a varios factores como por ejemplo, la baja polución, la baja contaminación lumínica,  la escasa presencia de nubosidad y la posición geográfica.

Los resultados del eclipse del año 1919 hicieron que Einstein y su teoría se volvieran mundialmente famosos, a pesar de que muchos, incluidos algunos de los periodistas que informaban sobre el trascendental evento, aún no entendieran muy bien la teoría de la relatividad.

Y la siguen validando, así que cuando tengas la suerte de poder observar un eclipse total del Sol, fíjate si ves algún punto de luz cerca de la corona que queda visible. Será una estrella, pero no olvides que no está precisamente donde la ves.

 

«Pon tu mano en una estufa caliente por un minuto y te parecerá una hora. Siéntate con una chica linda por una hora y te parecerá un minuto. Eso es relatividad»

Albert Einstein

La noticia Albert Einstein, un eclipse y la teoría de la relatividad se publicó primero en Mi Radio.

Fuente Mi Radio La Serena

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here